Puff...

4 comentarios:
Desvelarse como cada noche, las tentaciones que se esconden tras una conciencia curiosa, a veces no se pueden controlar. Como dulces vocecitas que te dicen venga, va, si no pasa nada... pero en realidad si que pasa. Y es cuando ves cosas que en realidad no hubieses querido ver. Porque indirectamente causan un malestar a veces ligero, otras bastante profundo.


Algunas veces creo que lo entiendo todo, tiene sentido, lo tiene, es así venga va, seguro que es así. Pero luego llega un golpe y lo pone todo del revés. Las cosas por las que pondrías la mano en el fuego, quizás ya no están tan respaldadas por la afirmación rotunda. Muchas veces quiero creer que todo se basa en la seguridad que se tiene en uno mismo. Que hay que confiar más, y en que en realidad si yo lo hago porque no puede haber un igual. Pero yo soy rara, curiosa, diferente, siempre voy más allá. Digo mucho sin apenas decir nada. Tampoco espero que me entiendan. Aunque me alente pensando en que hay señales de humo dirigidas hacia a mi. Pero ya no estoy tan segura... mi intuición me traiciona con sus tejemanejes, pero es que ella se equivoca tan pocas veces... que ya no sé, no sé ni que pensar, ni que hacer, seguir, abandonar. 
El día se ha vuelto gris, en mi cabeza percibo la humedad y el sonido de los truenos acechando... El desanimo se apodera de las pocas esperanzas que me quedan.

Y creo que esta vez voy a perder.

4 comentarios:

  1. Llenamos un globo de sueños, esperanzas, anhelos, tonterías y no nos damos cuenta de que lo llenamos demasiado. En algún momento aparece un pequeño agujero. Por el agujero se van escapando todas esas esperanzas, toda esa ilusión y cada segundo que pasa la realidad aplasta mas el globo hasta que no queda nada dentro del globo, solo el globo desinflado. Momento en que nos damos cuenta de que hemos perdido el globo, que ese que nos hacia un poco menos infelices se ha ido. Pasan los días y pronto encontramos un nuevo globo que volvemos a llenar. Pero esta vez lo llenamos un poco menos, esperando que la goma aguante la presión que nosotros ponemos sobre ella.

    "
    Morir, dormir, no despertar más nunca,
    poder decir todo acabó; en un sueño
    sepultar para siempre los dolores
    del corazón, los mil y mil quebrantos
    que heredó nuestra carne, ¡quién no ansiara
    concluir así! Morir... quedar dormidos...
    Dormir... tal vez soñar!
    "

    ResponderEliminar
  2. http://www.youtube.com/watch?v=hTWKbfoikeg

    ResponderEliminar
  3. Los globos que lleno de sueños, esperanzas, anhelos y tonterías se van volando.

    ResponderEliminar
  4. Me dejas unos pocos, para salir volando?

    ResponderEliminar